VALORACIÓN DEL DAÑO MORAL

Imagen de VALORACIÓN DEL DAÑO MORAL | COR UNUM

Sabemos que el daño moral es peculiar por su propia naturaleza pero también por su dificultad a la hora de cuantificarlo, es decir; presenta problemas de preba tano en el momento de determinar su existencia o no, pero también cuando lo que nos proponermos es valorar ese daño para poder reclamar por el mismo.

Un daño moral, es un perjuicio, un detrimento o un deterioro. Hau una nota característica para definir este tipo de perjuicio y que la misma nos acerca a la esfera de lo personal, lo particular, lo íntimo, digamos los sentimientos, alejándose por tanto de todo aquello otro que podamos considerar material o materializable y que es lo que mas fácil nos resulta valorar. Esa es la dificultad que entraña este tema, puesestamos acostumbrados a lo material, a todo aquello que se pueda ver, tocar o presencia, necesitamos la prueba sobre lo que reclamamos y si no estamos ante algo susceptible de materializar nos cuesta ser conscientes de su existencia y sobre todo aceptar la obligación de responder ante ello.

La reparación del daño, conlleva implicitamente la prueba sobre la existencia del mismo y sin ésta no es concebible su indemnización, pero nos encontramos ante supuestos donde la propia naturaleza del daño nos dificulta su prueba.

Para poder determinar el valor, nos basamos en la Ley 35/2015 sobre accidentes de tráfico, siendo indispensable realizar un DICTAMEN PSICOSOCIAL y valorar todos los items.